Se produjo un error en este gadget.

martes, junio 5

Estoy en una meseta, y que?


El período de adelgazamiento está jalonado por varias situaciones difíciles que debemos reconocer claramente para que ellas no atenten contra el objetivo que perseguimos, cual es, adelgazar y llegar a un peso, para nosotros, posible y saludable.

A mi me gusta agruparlas en tres fases y denominarlas con nombres de estados de ánimo.

Al principio “EUFORIA”

Bajamos muchos kilos en poco tiempo nos sentimos en una panacea y nos llenamos de alegría, autoestima y, a veces, hasta soberbia. Creemos que está todo solucionado (al final era una pavada esto de bajar de peso), sacamos ridículas cuentas: ¿si baje 10 kilos en un mes y debo bajar 60 kilos? Claro!!!, listo!!! En 6 meses estoy hecho un Adonis o una Princesa y en siete? ..y, en siete meses ya voy a tener que aflojar por que voy a estar demasiado flaco… no vaya a ser que me haga mal.

Eufórico y tonto se pone uno, vio? (no quise escribir “boludo” por que queda mal).


La segunda etapa la llamo, “DESCONCIERTO”

Entre los 70 y los 90 días seguimos bajando de peso pero más pausadamente, es que primero perdemos mucho líquido, luego empezamos a meter “grasa” propia en los quemadores, ya que no la ingerimos, pero a los noventa días aproximadamente si la dieta que hacemos no es demasiado estricta en la cuenta de calorías empezamos a “nivelar” calorías-ingesta con nuestro nuevo peso. Para que se entienda mejor: la cantidad de alimentos que ingerimos nos permite mantenernos en el nuevo peso, pero no bajarlo o hacerlo de manera imperceptible. Hay un cálculo que no falla para saber cuantas calorías hay que ingerir para mantenerse en el peso que tienes, debes multiplicar tu peso, si eres mujer, por 23 y si eres hombre por 25, el resultado que te de esa multiplicación es la cantidad de calorías que deberías comer para conservarte en el peso que tienes. O sea, que si quieres perder kilos, deberás ingerir menos de esas calorías diarias, como mínimo un 20% menos.

Esta nueva situación nos quita el ánimo, nos desalienta, nos desconcierta.

La tercera etapa, “VENCIDO”

Si no reconocemos el problema y, por un lado, ajustamos nuestra dieta y nuestras actividades físicas y, por otro, controlamos nuestra ansiedad y nuestro espíritu, muchas veces, autodestructivo. Es altamente probable que caigamos rendidos y abandonemos por enésima vez nuestro proyecto de vida. Para estos momentos debemos prepararnos, no creer que podemos resolver “todo” sin ayuda y que cuando llegue el momento podremos superarlo sin problemas. Si nos detenemos un minuto en cualquier espejo sabremos que eso nunca lo logramos.

Es más, hasta hoy, siempre fuimos vencidos.

Para superar cada una de estas etapas, existe la terapia psicológica, para conseguir los elementos que nos habiliten una solución. La psicología es fundamental para que en esos momentos, los de euforia y los otros, sepamos “equilibrarnos” “moderarnos”.

Por que, queridos gordos y gordas, lo que nosotros buscamos, principalmente, es EQUILIBRIO Y MODERACIÓN cualidades de las que carecemos o poseemos muy poco. Por esa razón debemos, además de consultar a nuestro cardiólogo, nutricionista y clínico, básicamente, consultar un psicólogo que nos contenga en estos pasajes tan espinosos que amenazan nuestro proyecto de vida mucho más que un helado de chocolate o una chuletas de cerdo con puré de manzanas. Para que cuando el adelgazamiento se lentifique o se detenga por un tiempo, no nos tome de sorpresa, ni nos deprima, al contrario, podamos decir:

“estoy en una meseta, ¿y que?”

4 comentarios:

  1. Buenas tardes, hara un par de días que descubri tu página, y la verdad, creo que ya he leído casi todos los articulos, y cuanta verdad hay en todos ellos. Soy de Bariloche, mido 1.68 y empece con 85.400 mi cambio a la vida sana. (No siempre he sido obesa, es mas siempre pesaba entre 58/61kgs, el factor que disparo mis kilitos de mas fue el irme a estudiar sola a La Plata, la vida mas sedentaria y el delivery me mataron) y de ahi en mas...subi..baje..subi..baje.. hice miles de dietas que podia mantener dos semanas o tres y luego al ser tan estrictas (de revistas sobretodo) las abandonaba y subia el doble de lo bajado. No controlaba mi porcion y comia a toda hora.
    Ahora 3 semanas y media de tratamiento ya he logrado bajar 8.400 kilos, osea estoy en 77 kgs..pero que paso el dia de hoy.. hara 4 dias empece en meseta, pese a empezar a incrementar mi actividad (llendo al gym) no logro bajar de eso..y desanima bastante estar en la "bendita" meseta..pensas que comi de mas? hice todo bien y que paso? sera el ejercicio? no era que era bueno? y empezas a darte manija mal hasta pensas..nah para esto dejo todo y me lastro una milanesa con papas fritas total..haciendo dieta no bajo..la verdad..es una verdadera prueba a la fuerza de voluntad de uno..no abandonar..hoy relei tu articulo sobre "mesetas" y me ayudo a incrementar un poco la fuerza de voluntad y no pensar en este momento amargo..sino en decir..tengo 8 kilos menos... me siento mejor.. ya no tengo problemas gastrointestinales (vivia a comida chatarra, y golosinas) asi que este comentario es mas que nada para AGRADECERTE por realizar esta pagina..y por darme fuerzas con tus palabras en este momento..todavia me quedan 17 kilos mas para estar en mi peso..y seguire dia a dia..paso a paso... duele estare una meseta..deprime sobretodoo..por el sacrificio realizado sin "recompensa"..pero hoy pienso que es solo un momento transitorio..que quizas la semana entrante empiece a descender un poco mas..
    Bueno, AMIGO, gracias x todo y seguire leyendote y comentandote mis logros (espero...:P)
    Besotes nevados desde el sur!!

    Marux

    ResponderEliminar
  2. hola muchas gracias por la página, yo aún no estoy en "la meseta" pero es bueno savero para no asustarnos ni desesperarnos ni peder la fe.

    ELENA

    ResponderEliminar
  3. Hola, soy Ana de Merida, la de Mexico, inicie con 104 kg de 1.69 y ahora me he quedado en los 83. Si sigue siendo lindo que te mire la gente que tenia mucho tiempo que no veias y te diga... ahhh pero que bien te vez... !!! sin embargo, llevo un mes con el mismo peso, no subo, no bajo, y comienzas a bajar la guardia, ha relajar el habito, que va... una galletita no me hara nada mal, y cuando te das cuenta, ya regresaste a los ataques de hambre nocturnos y al comer por comer... Sin embargo, leer tu pagina me esta ayudando mucho a recordar, porque inicie todo esto. Antes entraba a comprar ropa, y que va, terminabas en el area de mayores , vestida con trapos que bien se pondria tu abuelita. Ya puedo usar ropa de gente normal, me faltan 17 kg, pero es tan complicado seguir, lo unico que si puedo decirles es que en cuanto a peso, esto es una carrera de resistencia no de rapidez, asi que, si yo puedo volver a tomar animos y seguir con deshaciendome de esos kilos, cualquiera que lea estas lineas seguro podra, besos desde Mexico.

    ResponderEliminar
  4. Gua es realmente buena tu pagina..
    Nunca te desanimes y sigue x tus metas =)

    ResponderEliminar

comentar no engorda