Se produjo un error en este gadget.

jueves, agosto 23

gimnasia si, ¿pero cual?


Los que siguen este blog se habrán dado cuenta, si chequearon la barrita celeste con una balaza que esta bajo del logo que lleva cuenta de mi progreso en mi dieta, que en los últimos 24 días he bajado solo un par de kilos. ¿es una meseta? NO!!! no lo es. ¿entonces?. Entonces nada, tengo que empezar a hacer
ejercicio físico, llevo bajado casi 40 kilos y no me he movido casi nada, camino más, mucho más que antes, antes no caminaba ni una cuadra hoy camino diez sin mosquearme, pero no alcanza estos 20 kilos que se entrometen entre mi meta y yo los debo bajar con algo de esfuerzo físico. Esto que les cuento no se me reveló hoy, no bajó un angelito y me lo susurró al oído, para nada, esto yo lo sé desde hace mucho, sucede que soy muy vago, muy flojo, perezoso digamos (que obeso no lo es) y me cuesta mucho empezar con las actividades físicas.

Hace un par de días me puse a pensar que hacer y comencé a descartar ¿caminar? me aburre, no me gusta, ¿aparatos? ¿musculación? me extenúan y me puedo lesionar, hace años que nos los toco, ni les paso cerca y, además, tampoco me gustan mucho, lo confieso. ¿y nadar? nadar me gusta, me encanta el agua, así que comencé a buscar información sobre esto y aquí les cuento que encontré y que decidí:

Dentro de las diversas alternativas de acondicionamiento físico, los terapeutas destacan que practicar ejercicios en el agua ofrece numerosos beneficios adicionales: Debido a la condición de flotabilidad, si una persona entrena en una piscina con el agua al pecho tendrá una percepción de su peso corporal de un 25% del mismo.

Esta cifra se reduce a un 10% si la gimnasia se realiza con el agua al nivel del cuello. Esta condición es muy provechosa para quienes padecen problemas articulares, así como para embarazadas y obesos, porque se minimiza el riesgo de lesiones. De hecho, el 60% de las personas que ingresan por primera vez a un plan de ejercicios comunes lo abandonan a las seis semanas por lesiones producidas por el mismo ejercicio.


El agua ofrece otro importante beneficio a quien practique ejercicio en este medio, pues no sentirá sensación de transpiración. La tolerancia al esfuerzo físico se incrementa debido a que la disipación del calor es mucho mayor.


Muchas personas creen, erróneamente, que los obesos no pueden practicar ejercicio físico porque podrían poner en riesgo su salud. Pero han demostrado que los obesos en buena condición física mueren y se enferman menos que personas delgadas en mal estado físico.


La gimnasia acuática es particularmente indicada para los obesos por diversas razones de índole técnico, pero además a ellos les permite vencer un cierto pudor. Como sus cuerpos están sumergidos en el agua, no se enfrentan a la mirada de otro.


Por otra parte, los instructores de gimnasia acuática, recalcan que esta disciplina permite que una persona obtenga resultados mucho más rápidos porque como no se trabaja con impacto ni dolor, se pueden hacer ejercicios más intensos.

Por estas razones y por muchas otras, desde mañana empiezo NATACIÓN con un profesional que me indique los ejercicios y con mucha fe en los resultados. En unos días les cuento, Saludos y Buena Vida.







4 comentarios:

  1. El mejor ejercicio que hay, o al menos de los más completos es la natación, porque además de ejercitar todos los músculos no dañamos las articulaciones debido al sobrepeso y el sistema respiratorio lo ponemos al punto.

    Excelente que acudas a esa opción, acá no hay piscinas donde pueda yo apuntarme y apoyarte a la distancia, pero desde acá te aplaudo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hey..bien ahi!! felicitaciones! Yo luego de no tocar por mas de 10 años el agua (salvo el de la ducha...claro esta jeje) hace tres semanas empece natacion..(con profesor), y es un excelente ejercicio..aca la pileta tiene un largo de 25 mts...por tres clases (voy dos veces por semana + algun domingo libre) solo podia ir hasta la mitad y volver..si iba el largo de la pileta...volvian todos y yo tenia que esperar a recuperarme...ahora ya voy y vuelvo como los demas..haciendo los ejercicios que me piden hacer...asi que ANIMOOO cuesta ponerse en ritmo y en forma...sobretodo..pero tenes todo mi apoyo, a mi me beneficio un monton..sobretodo por la respiración y la relajación...
    Muchisimas suerte!!!! y excelente tu nueva iniciativa!!

    =) Un beso..

    MARUX

    ResponderEliminar
  3. Sí, yo también empecé natación! Hace un mes casi. No sé si me va a ayudar a bajar de peso, pero al menos me hace sentir mejor... me relajo mucho y al final del día, cuando me siento... me muero del cansancio! y eso está bueno :P
    Me lo recetó mi psicóloga, y el profe es amigo de ella... así que es parte de mi terapia también. Mi problema sigue siendo la comida, y mi forma de relacionarme con ella. Quizás la natación me traiga un poco de tranquilidad, para poner a mi mente bien predispuesta para el cambio de actitud... una vez más.
    Tu blog está bueno, ya leí bastante y me sigue interesando leer más :D
    Saludos a vos y a tus lectores!
    Pau

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5/2/08 14:26

    soy marce y el mejor ejercicio es el que podes hacer en la silla la cama en tu trabajo, por que todos sabemos lo que el gordo siente al desnyçudar su cuerpo o la depresion no te deja ir a donde quisieras

    ResponderEliminar

comentar no engorda