Se produjo un error en este gadget.

viernes, octubre 3

estados de ánimo

La obesidad es un flagelo, una enfermedad invalidante en muchos casos, una pandemia, un “resultado” de la “ecuación” que nos impone esta sociedad consumista, sedentaria y egoísta.
La obesidad también es un estado de ánimo, ¿no te pasa que algunas veces sientes que estas más gordo o gorda y otras veces no? Ahí juega un rol importante tu ánimo, como te sientes, como percibes la vida y como te perciben los demás. Es muy importante que tu ánimo este optimo, cosa realmente difícil cuando uno está con tantos kilos de más, por eso hay que recurrir a profesionales que nos ayuden a mantener alta nuestra estima y rodearnos de la gente que nos ayuda y nos hace bien, compañeros, parejas, amigos que estén comprometidos con nuestro proceso de recuperación y no se conviertan en obstáculos, sino, en medios para llegar a la sanidad.
Así las cosas debemos decir estamos mal, pero sintámonos bien, eso hará que, en algún momento, estemos bien.
Dios los bendiga.

lunes, agosto 11

Volver a Empezar


Me caigo y me levanto, tropezar y volver a empezar. El derrotero, la Salud, el enemigo, uno mismo, la solución, en mi. No te dejes caer, te necesito...

Hoy comienza mi último capitulo... hoy

jueves, mayo 29

¿cual dieta es mi dieta?


Muchos me preguntan: ¿cual dieta?, ¿que medicamento?, ¿cual sistema?, ¿que ejercicio? Y la respuesta siempre es la misma: no lo sé. Pareciera que uno trata de evadir la inmensa presión de semejante pregunta pero la verdad es que no hay verdad, que no hay una verdad para todos. Lo que si puedo decir, categóricamente, es que sé como llegar a esa respuesta y a todas.

Cada individuo tiene un tratamiento individual, valga la redundancia, y la mejor forma para llegar a ese tratamiento es siguiendo este sencillo procedimiento: primero lo primero, reconocer que estamos enfermos de OBESIDAD, después saber que podemos curarnos o aliviar grandemente nuestro estado actual, por que la OBESIDAD puede curarse, tercero consultar a un médico clínico, si tiene experiencia con la enfermedad mejor, si no, es igual, él nos evaluará y nos derivará a otros especialistas, cardiólogo, nutricionista, endocrinólogo, psicólogo, cirujano, etc. Entre todos nos delinearan el sistema a nuestra medida, ese que nos servirá solo a nosotros, ese que junto a nuestro esfuerzo y sacrificio, nos llevará hacia la sanidad. No hay recetas mágicas, ni dietas salvadoras, ni elixires de la delgadez. La respuesta a nuestra enfermedad está en la ciencia que ha avanzado mucho, con resultados magníficos, solo debemos dejar de engañarnos buscando soluciones rápidas inútilmente y concentrarnos en nuestra enfermedad como lo haríamos con cualquier otra, consultando a los especialistas y poniéndonos a disposición de nuestra Salud.

El primer amor es el amor propio, ocúpate de tu salud que eres un ser muy valioso, sobre todo, para ti. Los quiero mucho y Buena Vida Para Todos.

sábado, mayo 10

segundo gen gordo


INVESTIGACIÓN INTERNACIONAL

Descubierto un segundo gen de la obesidad

  • Las personas con estas variantes genéticas pueden pesar hasta cuatro kilos más
  • Pese a los genes, la dieta y el ejercicio siguen siendo esenciales para controlar el peso
ISABEL F. LANTIGUA

MADRID.- La ciencia lo tiene cada vez más claro: la obesidad también es cuestión de genes. Justo un año después de que investigadores británicos relacionaran por primera vez un gen -el FTO- con un mayor riesgo de obesidad, un equipo internacional da un paso más al descubrir nuevas variaciones genéticas que hacen que los adultos que las presentan sean hasta 3,8 kilos más gordos que quienes no las tienen.

El estudio que ha llegado a este hallazgo, publicado en 'Nature Genetics', ha sido realizado con muestras de ADN de 90.000 personas que se han prestado voluntarias para la causa. Gracias a este exhaustivo análisis, los ciudadanos a partir de ahora pueden echar la culpa de su exceso de kilos al MC4R, un gen que los autores han descubierto que está detrás de la obesidad.

"Varios grupos ya habían apuntado que algunas variantes en el gen MCR4 eran responsables de ciertos tipos de obesidad, especialmente la que afecta a familias enteras. Sin embargo, ahora hemos podido corroborar este punto y además averiguar nuevas variantes que afectan a más personas de las que se creía", explica en las páginas de la revista científica la doctora Ruth Loos, coordinadora de la investigación, en la que han colaborado 77 instituciones del Reino Unido, EEUU, Francia, Alemania, Italia, Finlandia y Suecia.

En concreto, el equipo ha visto que quienes presentan estas variantes del gen MCR4 pesan una media de 1,5 kg más que el resto. Si además presentan las variantes del gen FTO, descubierto en 2007, la diferencia de peso respecto a las personas que no las tienen es de casi 4 kilos (3,8). Por su parte, el perímetro abdominal es 2 centímetros mayor por culpa de estos genes.

Los efectos de estas variantes genéticas son aún más llamativos en los niños. En un estudio con casi 6.000 pequeños con edades entre los cuatro y los siete años, los investigadores encontraron que aquellos que tenían las variantes genéticas pesaban casi dos veces más que los chicos sin estos genes. Este aumento de peso fue resultado, casi exclusivamente, de un incremento del tejido adiposo, sin aumento de la masa muscular.

La herencia de los antepasados

La recién descubierta secuencia genética, que se relaciona con la obesidad y también con un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, es más frecuente en las personas con antepasados indio-asiáticos que en aquellas con ascendencia europea, según recoge el estudio, que ha sido financiado por la Fundación Británica del Corazón.

"Hasta ahora, conocemos poco sobre el componente genético de las enfermedades relacionadas con la obesidad, como los trastornos cardiovasculares o la diabetes", explica el profesor Jaspal Kooner, otro de los investigadores del Imperial College de Londres. "Encontrar esta estrecha relación entre una secuencia genética y sus efectos sobre la obesidad es muy importante, porque nos deja en una buena posición para identificar a aquellas personas que, por sus genes, son más propensas a desarrollar patologías coronarias y poner medidas de prevención", añade Kooner.

"El papel preciso que juegan estas variantes todavía tenemos que aclararlo, pero esta investigación nos permite empezar a comprender mejor las consecuencias biológicas que experimentan las personas que las tienen", dice la doctora Ines Barroso, una de las autoras. Los investigadores se centrarán ahora en ver cómo las variantes genéticas afectan a la actividad de la proteína MC4R, que interviene en la regulación del apetito y el consumo de energía.

No obstante, a pesar de su descubrimiento, el equipo destaca que "aunque la genética puede afectar a la gordura y al índice de masa corporal, son sólo una parte de la historia: los estilos de vida, el ejercicio y una dieta sana son esenciales para controlar el peso".

viernes, abril 25

NO "SOMOS" GORDOS, "ESTAMOS" GORDOS


Los invito a realizar este ejercicio: No "somos" gordos, "estamos" gordos, a ver repitamos todos juntos ¡No Somos Gordos, Estamos Gordos!

Esto que parece a primera vista una perogrullada o una definición que no reconoce diferencias, no lo es de ninguna manera.

Por muchos años hemos venido decretando, definiéndonos, autocalificándonos, estigmatizándonos como GORDOS, nos dijimos y dijeron desde muy chicos: “somos gordos” y así seguimos por nuestra vida siendo gordos.

Es importante, si queremos dejar de estar gordos, dejar de ser gordos. Sentir que “somos” nos obliga a pensar que nunca dejaremos de “serlo” a creer que es algo fatal, irreversible: “somos”, ¿qué le vamos a hacer?, reafirmamos una condición propia y negativa que suponemos, asumimos y creemos que nos acompañará hasta el fin de nuestra existencia, como a aquel que “es” alto, petizo o rubio, nunca dejarán de serlo quizás puedan morigerar su estado pero jamás cambiarlo.

Nuestro caso es totalmente diferente nosotros no “somos”, “estamos”. Aquel que “esta” enfermo puede “estar” sano, el que “está” herido puede curarse, el que “está” solo puede encontrar compañía. Es decir, si uno “está” de determinada manera puede dejar de “estarlo” eventualmente y repetimos todos juntos: ¡No Somos Gordos, Estamos Gordos!

¡No Somos Gordos, Estamos Gordos! Y vamos a dejar ese estado si seguimos con nuestro compromiso diario en pro de nuestra salud y nuestra felicidad.

Buena Vida para Todos

miércoles, abril 23

MARCHA Y CONTRA MARCHA


Cuando comencé este blog, allá por noviembre de 2006, pesaba 162 kilos, estaba perdido en mi salud y, por ende, en mi vida. Iba, sin remedio, hacia una muerte segura.

Desde aquel día me propuse cambiar de vida, priorizar mi salud, volver a la felicidad de sentirme mejor, buscar, no la aceptación del otro, sino mi propia aceptación, en definitiva cambiar mi relación con la comida, mi relación con los excesos, encontrar, imperiosamente, el equilibrio.

El proceso es largo, con muchos obstáculos, algunos propios otros externos, doloroso, plagado de alegrías y desesperación, de momentos alentadores y tristezas deprimentes.

Siempre conté mi verdad, Ustedes fueron y son uno de los soportes más importantes de mis logros en este sentido y mi aliciente en los momentos obscuros y penosos de este largo proceso de recuperación.

De estos últimos quiero hablarles hoy. Hace tres meses he entrado en un “meseta” que no logro resolver, por diferentes causas; situaciones personales, de mi fisiología, estacionales, etc. se concatenaron y me han estancado en mi proceso de adelgazamiento y peor aún, he ganado algunos kilos de los que ya había perdido, ocho exactamente.

Por razones personales abandoné mi terapia y no consigo “enderezar” mi mente hacia la búsqueda de un nuevo terapeuta y creo que esto es la base de mi retroceso, además de situaciones que me tienen “revolucionado” y me han “sacado” el equilibrio que había logrado con tanto sacrificio.

Creí justo que Ustedes conozcan, también, esta parte de mi proceso, de mi vida cotidiana, de mi lucha.

Estas crisis nos ponen en nuestra medida, nos acomodan, nos demuestran que no debemos distraernos nunca, que es peligroso, que puede ser fatal, pero al mismo tiempo, si tenemos las herramientas, la ayuda, la convicción, reconocemos el problema y buscamos urgentemente la solución.

Hoy comienzo terapia, Solo por Hoy voy a comer como debo y he aprendido en estos años y les juro que les contaré siempre la verdad, como lo he hecho hasta ahora.

Yo sigo creyendo y estoy cada vez más convencido, que si nos ayudamos y los que tiene el deber de hacerlo, nos dan los recursos para lograrlo podremos decir GORDOS NUNCA MAS.

Gracias por su apoyo y BUENA VIDA PARA TODOS

lunes, abril 7

8 consejos para cocinar saludable e inteligentemente

rocura cocinar cuando aún no tienes demasiada hambre. Así te resultará más fácil evitar el "picoteo de la cocina" que tántas calorías aporta sin darnos cuenta.
lvídate de los fritos definitivamente y acostúmbrate a cocinar con técnicas más saludables, como al vapor, a la plancha, al horno o en papillote.
ecidir con prisas lo que vas a preparar para la comida suele llevarte a lo más sencillo: el picoteo, los fritos y los bocadillos. Dedica media hora el domingo por la tarde para planificar las comidas y cenas de la siguiente semana y hacer la lista de la compra necesaria para ello.
esecha las salsas ricas en grasas para acompañar tus platos. Condimenta las comidas con hierbas (perejil, tomillo, laurel), especias aromáticas (canela, curry o azafrán) y aliños preparados con limón.
uida la presentación de tus platos, porque la satisfacción que nos proporcionan no depende sólo de lo que comemos sinó también de cómo lo vemos. Una simple zanahoria tratada con imaginación puede resultar una guarnición "de lujo".

repara sólo las raciones que se corresponden con los comensales que vas a tener, pues después en la mesa siempre tendemos a acabar lo que queda en la fuente aunque ya no tengamos hambre. Si queda la comida escasa, siempre podremos completarla con una fruta o un yogur.
mplea ollas, sartenes y fuentes de horno antiadherentes, porque no requieren casi grasa extra para que no se peguen los alimentos. Si es necesario, vale la pena hacer una pequeña inversión en renovar tu batería de cocina.
s una buena idea disponer de algún plato saludable en el congelador, para emplearlo en la primera ocasión en la que no tengamos tiempo de cocinar.

voluntad


Cuando hablamos de obesidad, de obesos, de nosotros, una palabra siempre sale a la luz, insistentemente, casi diríamos inevitablemente: VOLUNTAD

Según Wikipedia “Voluntad es la capacidad para llevar a cabo acciones contrarias a nuestras tendencias inmediatas en un momento dado. Es fundamental para el ser humano. Sin ella, no somos capaces de hacer lo que realmente deseamos, tampoco podemos conseguir los objetivos que nos proponemos.”

Carecemos de voluntad, tenemos muy poquita, al menos con respecto a la comida, al menos con respecto a controlarnos con nuestra alimentación. Digo en un post antiguo que la voluntad hay que ejercitarla, todos los días, como si fuera un músculo atrofiado que hay que darle la tonalidad necesaria para que realice su función, que hay que sacarlo de ese letargo que deviene en kilos de más, muchos kilos de más.

La pregunta del millón es como hacemos para muñirnos de voluntad, como la ejercitamos, como logramos decir NO, hacer lo que debemos y no lo que la compulsión de la obesidad nos dicta dentro de nuestra cabecita.

Mi respuesta, la que yo conseguí después de tantísimo tiempo, es terapia, concentración y transformación del medio donde me desarrollo.

La terapia me brindo aceptación del problema grave que tenía, herramientas para cambiar mi estado depresivo y comprensión de por que había llegado a tal estado. La concentración en el día a día, no distraerme, por que el obeso que se distrae corre peligro, podemos comernos 6 alfajores sin darnos cuenta, distraídamente, por eso hay que estar todo el tiempo concentrados en nuestra recuperación. Y la búsqueda de modificar el medio para que se convierta en un “círculo” positivo, esto se trata de reconocer a nuestros amigos, parientes, etc.. y catalogarlos en positivos o negativos, los que nos inducen a comer, a despilfarrar salud, a olvidarse de la dieta a hacernos los distraídos por un rato para poder transgredir nuestro propósito, los que atacan nuestra exigua voluntad, esos son los NEGATIVOS. Los que nos ayudan, nos advierten, nos acompañan, los que nos invitan a caminar, los que están compenetrados en nuestra necesidad de cambio, los que entienden nuestra enfermedad y se han informado para poder ayudarnos, esos son los POSITIVOS.

Somos la persona más importantes de nuestras vidas, estamos enfermos y queremos curarnos, ahí debemos poner “voluntad” para lograrlo. BUENA VIDA PARA TODOS

jueves, abril 3

EL DORMIR Y LA OBESIDAD


Dormir demasiado o poco aumenta el riesgo de obesidad

Los resultados enfatizan la necesidad de añadir la duración del sueño a la lista de factores ambientales que son prevalentes en nuestra sociedad y que contribuyen a ganar peso y a la obesidad

Madrid (3/04/2008).- Un sueño de larga o corta duración predice un mayor riesgo de obesidad, según un estudio de la Universidad Laval en Québec (Canadá) que se publica en la revista SLEEP.

El estudio se ha centrado en 276 adultos de entre 21 y 64 años de edad en los que se registró las medidas de su constitución física y la duración de su sueño. Los investigadores compararon los cambios en los índices de grasa entre tres grupos de participantes con un sueño corto (entre cinco y seis horas), medio (entre siete y ocho horas) y largo (entre nueve y diez horas).

Los resultados mostraron que a lo largo de seis años quienes dormían durante menos y más tiempo ganaron 1,98 kilogramos y 1,58 kilogramos más respectivamente que aquellas personas con un sueño de duración media. Las personas con periodos de sueño más reducidos y de más duración eran un 35 y un 25 por ciento más propensas a ganar cinco kilogramos, respectivamente, en comparación con quienes dormían entre siete y ocho horas.

Los investigadores señalan que el riesgo de desarrollar obesidad subía un 27 por ciento en quienes dormían más y un 21 por ciento en los que dormían menos en comparación con aquellas personas con una duración media en su sueño.

Según explica Jean-Philippe Chapul, autor del estudio, "nuestro estudio proporciona evidencias de que tanto los periodos de sueño largos y cortos predicen un mayor riesgo de ganancia de peso y grasa corporal en los adultos.

Chaput indica que ya que la prevención de la obesidad es importante, incluir el asesoramiento sobre higiene del sueño además de fomentar el seguimiento de una dieta sana y la actividad física podría ayudar a controlar la epidemia de obesidad.

Fuente Azprensa.com

miércoles, abril 2

OBESIDAD INFANTIL


Una razón que con frecuencia se utiliza para no tratar a un niño obeso es pensar que el niño dejará de serlo sin tratamiento al llegar a la edad adulta; sin embargo la realidad es diferente, pues dependiendo de:

* Edad de inicio de la obesidad
* Gravedad de la obesidad

Se incrementará el riego de obesidad en la edad adulta. Cuando la obesidad se inicia entre los seis meses y siete años de vida el porcentaje de los que seguirán siendo obesos en la edad adulta es de hasta el 40%, mientras que para los que comenzaron entre los 10 y 13 años, las probabilidades serán del 70%.

La obesidad es una alteración de naturaleza metabólica, caracterizada por un aumento excesivo de la grasa del cuerpo. Un niño se considera obeso cuando su peso es superior al 20% del ideal. Sin embargo existen otras medidas más exactas:

* Índice de peso/estatura
* Calibración de la grasa subcutánea
* Medidas del pliegue de la piel/peso

La obesidad tiene varias consecuencias de orden psíquico:

* Problemas familiares
* Censura de los hermanos y amigos
* Rechazo por los compañeros de clase
* Pobre desempeño de actividades deportivas
* Baja autoestima

Asimismo, puede ser causa o efecto de enfermedades:

* Diabetes
* Hipotiroidismo

Es importante que de forma cotidiana el pediatra vea a su hijo para valorar como es su proceso de desarrollo y maduración, y en el caso de encontrar alguna anomalía, obesidad, poner inmediatamente las medidas oportunas para evitar su evolución.

TRATAMIENTO

El tratamiento de la obesidad presenta dos grandes pilares:

* Una dieta balanceada, en la que se debe tener presente: la edad del niño, sexo, estatura, etc.
* Terapia psicológica especializada
* Ejercicio



CUIDADOS

Los cuidados se encuentran dirigidos a evitar la aparición de obesidad, para ello controle:

* La comida de sus hijos
* Lo que el niño ingiere entre comidas
* El ejercicio que realiza

El niño está a nuestro cuidado, si no nos sentimos capacitados,si vemos que la situación se nos está escapando de las manos, no temamos en recurrir cuantas veces sea necesaria a los profesionales, ellos nos daran respuestas a todas nuestras preguntas y recuerden que en cuestiones de mucha importancia siempre es aconsejable la segunda opinión. Un beso a todos y BUENA VIDA

martes, abril 1

Riesgo cardiovascular por sexos en obesidad mórbida


Los varones con obesidad grave presentan unos niveles de estrógenos similares a los de las mujeres obesas o con sobrepeso.
(Jano.es)

Con independencia de las diferencias relativas al género, esto es, del mayor riesgo que presenta la población masculina, las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de muerte en todo el planeta. Unas diferencias que,

sin embargo y de acuerdo con las evidencias presentadas en el día de hoy en la ciudad de Chicago (Estados Unidos) con motivo de la celebración de la 57ª Sesión Científica Anual del Colegio Americano de Cardiología (ACC), desaparecen en la población con obesidad mórbida. No así en los pacientes obesos o con sobrepeso, dado que la equiparación entre géneros sólo se explica por los elevados niveles de estrógenos que presentan los varones con obesidad mórbida –similares, cuando menos, a los de las mujeres obesas o con sobrepeso.

Según explicó el Dr. Luigi Biasucci, de la Universidad Católica de Roma (Italia) e investigador principal de este estudio, “el riesgo cardiovascular se asocia con el género por las diferencias hormonales. Pero en el caso de que estas diferencias se reduzcan, tal y como sucede en los pacientes con obesidad mórbida, los factores de riesgo son similares”.

El tejido adiposo subcutáneo expandido provoca que los andrógenos se transformen en estrógenos, una conversión mediada por las aromadazas. Y la obesidad excesiva no conlleva ningún riesgo cardiovascular adicional. De hecho, la obesidad mórbida se relaciona con una menor incidencia de hipertensión arterial y de colesterol. Como refirió el Dr. Biasucci, “la obesidad mórbida puede jugar un efecto protector debido, cuando menos en parte, al incremento de los niveles de estrógenos. Así, el riesgo de isquemia o de infarto es menor en los obesos mórbidos que en los obesos o en los pacientes con sobrepeso”. Una obesidad mórbida, sin embargo, que a su vez se asocia con un mayor riesgo de insuficiencia cardiaca, cáncer o enfermedad pulmonar.

El estudio se llevó a cabo con 71 pacientes que no presentaban diabetes ni enfermedad cardiovascular. Los pacientes fueron divididos en 2 grupos en función de su índice de masa corporal: entre 20 y 39,9 kg/m2 (48), o más de 40 (23).

En el primer grupo, el peso, el perímetro de la cintura, los niveles de triglicéridos y de leptina y el número de hipertensos fueron significativamente menores en las mujeres. No así las cifras de HDL-C ni de estrógenos. Por el contrario, en el segundo grupo no se observaron diferencias de género. En consecuencia, concluyó el Dr. Biasucci, “en comparación con el resto de pacientes, el riesgo cardiovascular debe ser re-establecido en los pacientes con obesidad mórbida”.










lunes, marzo 31

RESPONSABILIDAD


Frente a la obesidad tenemos la misma responsabilidad que tenemos frente al cáncer, las drogas ilegales, el hambre, el calentamiento global, la contaminación, etc.
Como un flagelo mundial, pandémico, mortal y en expansión LA SOCIEDAD debe tomar medidas tendientes a reducir su impacto, a revertir su crecimiento y a curar, buscar la cura o, por lo menos, paliar en un principio, sus efectos nocivos. Lamentablemente no lo hace y muchas veces favorece o propende a su evolución y expansión.
La obesidad es una enfermedad, terrible, perversa, invalidante. Una enfermedad que nace en la mismísima esencia del estilo de vida occidental moderno. Una enfermedad sobre la que se ha construido un Imperio económico monumental. Una enfermedad que recorre de norte a sur y de oriente a occidente todo el planeta y promete con diezmarlo si no hacemos algo hoy para evitarlo.
Los Estados deben tomar cartas en el asunto, deben tener políticas claras, precisas, sin dobles discursos.

Tres puntos fundamentales:

Poner al alcance de los enfermos tratamientos, medicinas, prácticas en forma gratuita. Existen en la actualidad tratamientos y prácticas, como así también drogas, que poseen un grado muy importante de éxito en la lucha contra la obesidad, sucede que son, siempre, muy costosos y no tiene la necesaria publicidad.

Impedir que proliferen publicidades engañosas donde se abusan de los obesos prometiéndoles a los enfermos de obesidad la cura milagrosa. Y no excusarse en el tan trillado y usado malamente tema de las libertades. Ningún País es acusado de censura por no permitir que un fulano o fulana por TV ofrezca un jarabe que cura el cáncer de pulmón o un vibrador eléctrico para la parálisis facial o la viruela. Esto es exactamente lo mismo.

Educación, enseñarle a los niños como se debe comer, sacar de las escuelas la comida chatarra, obligar a las empresas que usan ingredientes maliciosos para la salud a destacarlo en sus envases en forma legible, una importante carga impositiva a los que fabrican y comercializan alimentos no saludables y dañinos para la salud. Ya lo hacen con el tabaco y el alcohol así que a no asombrarse.

La obesidad es una enfermedad y la responsabilidad es de todos, pero los Estados deben dar el ejemplo, marcar caminos, guiarnos hacia el bienestar y no abandonarnos como esta haciendo en la gran mayoría de los países, sobre todo los hispanos donde este flagelo golpea con más virulencia cada día.

Gracias por su atención, Buena Vida para todos









jueves, marzo 27

Bienvenidos al Tren

Agradezco a todos los que están llegando a esta página, han superado todas mis expectativas y eso me da mucha alegría y una fuerza impresionante para seguir, esto me indica que hace falta este tipo de espacios de reflexión, que todos podemos aportar, que el concepto es el mismo, que somos todo uno y podemos vencer a la obesidad y sobre todo a cosas mucho más “pesadas” la intolerancia, la estupidez, la discriminación, la indeferencia.
Somos Obesos, enfermos de obesidad, la Organización Mundial de la Salud hace años que la reconoce como tal y en los últimos tiempos la considera una PANDEMIA. Mientras tanto el Estado en sus tres poderes la ignora, no atiende, no sabe, no contesta. Es el mismo “autismo” que demuestra con toda la sociedad y los agropecuarios especialmente. El Estado no ve gente en las rutas, no sienten el clamor, no presienten que estamos hartos de que nos traten como si fuéramos ciudadanos de segunda, sin dignidad, sin derechos.
Lejos de querer hacer política, los que visitan esta página saben que mi lucha es por el derecho a la salud que tenemos los obesos y la búsqueda de soluciones a nuestros muchos pesares, ocasionados, en parte, por la enfermedad y, en parte, por la sociedad en todos sus niveles, sobre todo los dirigenciales.
Agradezco a canal 3 de Rosario, a rosario3.com, a DERF.com.ar y a Canal 9 de Bs As, entre otros, el haber difundido la existencia de este espacio. Esta difusión me llena de responsabilidad, pero también de alegría. Los quiero mucho y Buena Vida









martes, marzo 25

NO SOMOS CESTOS DE RESIDUOS


Como existe el “joven manos de tijeras” también existe el “gordo tacho de basura”, Si señores, propios y extraños en una reunión gastronómica no dudarán, en algún

momento, “ofrecernos” algo que les haya sobrado en el plato. Por ejemplo: “¿…no te comes este pedacito?, ni lo toque, te juro..” ó refiriéndose al plato de ravioles “… ay! ya no doy más terminalo vos…” ó “ me da pena tirarlo… te lo dejo acá por si tienes más hambre…” Nos convierten en el sumidero de la mesa, suponen (mal) que, por nuestra condición de gordos, siempre tenemos un espacio más para lo que ellos no quieren comer o para lo que sobra.
Aprender a decir NO debe ser una de las tareas más difíciles para el obeso, entender la importancia de OPTAR, de tomar una decisión, de poder elegir. Tener el PODER sobre nosotros y nuestros actos es, sin duda, una de las tareas más arduas para nosotros los “gordos”.
Así que les propongo que si no podemos decir NO ensayemos otras variantes, otras respuestas a esas intenciones de utilizarnos como el cesto de las sobras, “ mejor guárdalo en la cartera por si tienes apetito más tarde..” ó “…te quedaría lindo de sombrero..” Más allá de la cuota de humor que intento ponerle, esta actitud de nuestro entorno atenta y mucho contra nuestro proceso de adelgazamiento, debemos hablar con los más cercanos, con los que compartimos más tiempo y pedirles que no lo hagan, que no nos ofrezcan sus sobras, que nosotros tenemos una cantidad preestablecida que comer, que estamos enfermos y que deseamos curarnos y que esas actitudes nos dañan y boicotean nuestro progreso.
Así las cosas los quiero a todos y muy buena vida.











NO SOMOS CESTOS DE RESIDUOS


Como existe el “joven manos de tijeras” también existe el “gordo cesto de basura”, Si señores, propios y extraños en una reunión gastronómica no dudarán, en algún

momento, “ofrecernos” algo que les haya sobrado en el plato. Por ejemplo: “¿…no te comes este pedacito?, ni lo toque, te juro..” ó refiriéndose al plato de ravioles “… ay! ya no doy más terminalo vos…” ó “ me da pena tirarlo… te lo dejo acá por si tienes más hambre…” Nos convierten en el sumidero de la mesa, suponen (mal) que, por nuestra condición de gordos, siempre tenemos un espacio más para lo que ellos no quieren comer o para lo que sobra.
Aprender a decir NO debe ser una de las tareas más difíciles para el obeso, entender la importancia de OPTAR, de tomar una decisión, de poder elegir. Tener el PODER sobre nosotros y nuestros actos es, sin duda, una de las tareas más arduas para nosotros los “gordos”.
Así que les propongo que si no podemos decir NO ensayemos otras variantes, otras respuestas a esas intenciones de utilizarnos como el cesto de las sobras, “ mejor guárdalo en la cartera por si tienes apetito más tarde..” ó “…te quedaría lindo de sombrero..” Más allá de la cuota de humor que intento ponerle, esta actitud de nuestro entorno atenta y mucho contra nuestro proceso de adelgazamiento, debemos hablar con los más cercanos, con los que compartimos más tiempo y pedirles que no lo hagan, que no nos ofrezcan sus sobras, que nosotros tenemos una cantidad preestablecida que comer, que estamos enfermos y que deseamos curarnos y que esas actitudes nos dañan y boicotean nuestro progreso.
Así las cosas los quiero a todos y muy buena vida.











domingo, marzo 16

20 cosas que no sabes sobre la obsesidad

1. Los fabricantes de sillitas de seguridad para niños están empezando a hacer modelos más grandes después

de que un estudio reciente mostrase que más de 250.000 niños estadounidenses de edades de 6 años o menos, están demasiado gordos para usar las convencionales.

2. Según un estudio realizado por el Centro Rudd para Política Alimentaria y Obesidad de la Universidad de Yale, casi la mitad de las 40.000 personas participantes en una encuesta online sobre obesidad afirmaron preferir vivir un año menos de vida antes que ser gordos.

3. Entre un 15 y un 30 por ciento, afirmaron también que preferirían alejarse de su cónyuge, renunciar a la posibilidad de tener hijos, deprimirse o hacerse alcohólico antes que ser obeso.

4. El cinco y el cuatro por ciento respectivamente, afirmaron que preferían perder una pierna, o quedarse ciego antes que el sobrepeso.

5. Desde 1991 a 2000, el peso medio de los estadounidenses se ha incrementado 3,8 kilos.

6. En 2004, la Administración Federal de Aviación incrementó la estimación del peso medio de un pasajero de 77 a 83 kilos.

7. Las líneas aéreas se gastaron 275 millones de dólares en 1.324 millones de litros extras de combustible para compensar el peso adicional de sus pasajeros. Ahora sabemos por qué los cacahuetes han dejado de ser gratis.

8. ¡Quédate con tu hombre! Hace más de una década, Manuel Uribe, que ahora pesa 544 kilos (el equivalente a cinco bebés de elefante) y que lleva en cama desde hace un lustro, fue abandonado por su mujer, atemorizada por el incremento de su tamaño.

9. Virgin Atlantic pagó a Bárbara Hewson, de Gales, el equivalente a 24.100 dólares estadounidenses en 2002 como compensación después de que fuese aplastada por una persona obesa que se sentó junto a ella en un vuelo transatlántico. Bárbara sufrió un coágulo de sangre en el pecho, rotura de los músculos de las piernas y una ciática aguda que la obligó a guardar cama durante un mes.

10. El Centro Médico de la Universidad Duke descubrió que las mujeres y los hombres que habían perdido un 10 por ciento de su peso corporal informaron haber experimentado una mejora significativa y cualitativa tanto en el sexo como en la vida.

11. La obesidad ocupa el segundo puesto entre las causas evitables de muerte. El tabaco es la primera.

12. De acuerdo al Departamento de Asuntos de los Veteranos, de los 7,5 millones de veteranos que recibieron beneficios sanitarios de la agencia, más del 70 por ciento tienen sobrepeso y el 20 por ciento padecen diabetes, lo cual podría inducirles ceguera, amputaciones y problemas renales y cardiacos.

13. Hace dos años, la cadena de comida rápida Hardee, introdujo en el mercado la hamburguesa de 1.420 calorías y 107 gramos de grasa “Monster Thickburger.” Contiene un trozo de carne vacuna de 150 gramos, cuatro lonchas de bacon, tres lonchas de queso y mayonesa en un bollo de pan de mantequilla y semillas de sésamo.

14. Mississippi es el hogar del pastel de lodo, las nueces pacanas fritas Cajun, las crujientes patatas dulces, las gambas fritas y el pez gato. Mississippi es también el hogar de la gente más gorda de Estados Unidos - un 25% de los adultos que viven en Mississippi son obesos. ¿Coincidencia?

15. Estudios recientes han demostrado que la obesidad puede provocar privación del sueño.

16. Por otro lado, la falta de sueño puede resultar en un aumento de la obesidad.

17. Es un círculo vicioso.

18. Nunca olvides tu pasado: los aborígenes y los indios Pima de Arizona desarrollaron obesidad, dos tipos de diabetes e hipertensión tras adoptar el estilo de vida occidental.

19. Si toda la población estadounidense de obesos mórbidos vivieran en un estado, sería el duodécimo estado más poblado del país, con más habitantes que Virginia.

20. Un estudio realizado en 2003 informó que el 21 por ciento de todos los alumnos de enseñanza elemental de la ciudad de Nueva York, independientemente de su nivel económico, son obesos.

Traducido de 20 Things You Didn’t Know About… Obesity










miércoles, febrero 27

"LA OBESIDAD BIEN ENTENDIDA EMPIEZA POR CASA"


"La obesidad bien entendida empieza por casa" y, lo aceptes o no, es así en el 99,99% de los casos.

Es más, podríamos corregir este enunciado ..la obesidad bien entendida empieza en el útero, y así llegaríamos al ciento por ciento, sin dudarlo. Es que como se alimente nuestra madre nos hará más propensos a comer ciertos alimentos y a rechazar otros, por ejemplo: si nuestra madre tiene una dieta rica en fibras, carnes magras, pescado y agua, mucha agua, nosotros naceremos con una "inclinación" innata, valga la redundancia, a ese tipo de dieta, en cambio si se "llena" de comida chatarra, en gran medida, nos está "empujando" hacia ella indefectiblemente.
Después de nacidos y con la ayuda de nuestros padres seguiremos "moldeando" nuestro derrotero hacia el tipo de alimentación y, en nuestra infancia,si nos hacen comer mal, la obesidad ira llenando nuestras vidas, hasta enfermarnos.
La obesidad infantil preocupa a todos, a todos los bien nacidos claro, hay muchos, muchísimos desalmados que siguen llenando de "basura" a nuestros hijos desde las grandes empresas de comida, si a eso que hacen puede llamarse así y la incondicional ayuda de los medios masivos de comunicación. Pero enfoquemos el tema en los primeros, aquellos sinceramente preocupados por el tema de la obesidad infantil, mucho podemos hacer informando a los padres, pero más haríamos si concientizamos a las futuras mamá que lo que hagan durante esos benditos nueve meses tiene influencia directa sobre sus hijos, como saben ya que no deben beber alcohol, ni fumar durante ese período, deben entender que con una dieta realmente saludable dotarían a sus hijos de un "arma" excepcional contra la obesidad, su naturaleza, su impronta de nacimiento, su tendencia. No quiero extenderme, saben que no cuento con la capacidad técnica, ni de los conocimientos, solo soy un "buscador" de soluciones para mi enfermedad y quiero ayudar a abrir cabezas y caminos. Infórmense, investiguen, siempre con espíritu crítico y BUENA VIDA PARA TODOS
,










martes, febrero 5

GANÓ EL CHAT


Amigos y amigas por abrumadora mayoría ganó la propuesta del CHAT, así que aqui lo tienen, en la parte superior derecha de la página, ahora les toca a Ustedes hacerlo algo positivo, un lugar de encuentro, de intercambio de experiencias, de conocimiento mutuo. Un abrazo a todos y BUENA VIDA

jueves, enero 31

CONDUCTAS

Para el obeso en estado de rehabilitación cambiar las conductas es fundamental. Una de esas conductas, de las más importantes a mi entender, es como nos conducimos en la mesa. Solemos consumir gran parte de las calorías antes de que comamos la comida principal y después de ella.

Cuando nos sentamos empezamos con el pan, “picoteamos” lo que haya en el tiempo que tarde en llegar la comida y luego de ella, antes de que llegue el postre, seguimos “picando”, evitar esto es importantísimo para nuestra recuperación pues, no evitarlo, nos condena al fracaso. Una táctica interesante es no sentarse a la mesa antes que este servido el plato principal y para no tener un ataque de hambre, tomar una sopa Light o un caramelo ácido, un yogurt o un par de tostadas con queso magro 30 minutos antes de la colación, etc. Bajar nuestros niveles de ansiedad al mínimo posible es esencial para no abalanzarnos sobre la comida. Debemos entender que someternos a la tortura de estar frente a una panera o un entremés no es positivo y siempre saldremos perdidosos más temprano que tarde, además de angustiados. Así que a no distraerse, a la mesa solo el tiempo necesario indispensable y el resto de nuestra actividad lejos de ella hasta que seamos capaces de controlarnos o ya no le demos tanta importancia como le damos ahora. Un beso Grande y Buena Vida Para Todos










lunes, enero 28

¿QUIEREN UN CHAT?

Desde hace unos días estoy observando que hay necesidad de comunicarse entre los amigos que visitan este espacio, quiero dejarles una pregunta que me gustaría que me contestaran todos aquellos que entran. ¿les interesaría un Chat aquí en la página? Espero respuestas en la encuesta no me fallen, me interesa muchísimo su opinión. BUEN VIDA








sábado, enero 26

AMOR PROPIO


"De nuevo estoy de vuelta, después de larga ausencia, igual que la calandria que azota el vendaval...”
Me da mucho gusto poder encontrarme con todos Ustedes nuevamente, por mi parte estoy preparándome para la operación de lipoaspiración

y cirugía plástica que tendré, siempre Dios mediante, para el mes de abril. Pero lo que me motivó a escribirles fue el pedido de ayuda de Pelu, reciente internauta que visito este espacio, ella nos dice: “Encontré su pagina hoy, yo estoy pasando un mal momento la historia es larga y el resumen es que en este momento me encuentro con una terrible depresión .Siento que me hundo en esta pena”.
La obesidad, en si misma, deprime, si además le agregamos alguno otro motivo negativo de nuestra vida sumamos a esa depresión más depresión y así nos internamos en un circulo vicioso que nos hace sentir, como dice Pelu, que nos “hundimos” inexorablemente. Como sabemos y decimos permanentemente aquí, no hay soluciones mágicas, mucho menos “consejos” reveladores ni curativos, lo que si debemos saber, estar convencidos, entender que cualquiera sea nuestra preocupación o situación que estemos recorriendo si la “elaboramos” si la exteriorizamos con profesionales que nos ayuden a surcar ese mal momento, tendrá solución, No debemos encerrarnos en estos “círculos”, los obesos, en algún punto, somos nuestros propios enemigos y debemos defendernos de nosotros mismos. Detenernos a pensar como resolver el problema y, reconocer, que tenemos uno, ya es un inicio de solución, reconocer que tenemos un problema es el principio para resolverlo. Así que amigos míos, caminen, vean la vida con amor, ámense profundamente que Ustedes son la persona más importante de sus vidas, el primer amor es el amor propio, un beso a todos y BUENA VIDA.