Se produjo un error en este gadget.

sábado, abril 10

no tengo hambre

La verdad llevo tres días de una dieta semi-líquida bastante restringida y no tengo hambre, si ansiedad, estoy tratando de controlarla naturalmente, además tomo dos complejos vitamínicos que me hacen sentir muy bien, camino, no mucho o lo que debería, pero mis 20 cuadras por día están.
Esta previa está llena de emociones casi todas positivas, de esperanzas, de responsabilidad, de nueva etapa pero también tengo un poco de miedo, tengo hijos jóvenes, que me necesitan y los necesito, quisiera acompañar y disfrutar sus vidas más tiempo, una esposa a la que le debo miles de horas de felicidad que alguna vez le prometí y no cumplí, y  bueno, pensándolo bien, de eso se trata esta operación, hacerse de un instrumento poderoso que me haga más fácil lograr una perdida de peso que me deje en una situación de existencia saludable, con más expectativa de vida, poder ayudar a caminar a mis nietos y no que ellos deban ayudarme a mi, ver a mis hijos realizarse junto a ellos, no desde una cama o postrado, poder enamorar una y otra vez a la mujer que amo. Hay que mirarse mucho para adentro, buscar lo importante, lo esencial, yo, el adalid de todos los excesos, a mis 50 años quiero cambiar y para eso vivo y hago en consecuencia, Buena vida para todos

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

comentar no engorda