Se produjo un error en este gadget.

viernes, octubre 15

Ya no soy un OBESO MÓRBIDO


Ayer tuve cita con el Dr. Brasesco, él y su equipo me practicaron el By Pass Gástrico hace aproximadamente 6 meses atrás, por mi parte todo bien, llevo bajados 50 kilos desde la primera vez que lo vi los últimos días del 2009 y desde la operación más 30. Ya no soy obeso mórbido, hoy calculé mi IMC y estoy en obesidad grado uno o moderada, mi vida cambió como mi categoría dentro de los obesos, ya no sufro dolores en las articulaciones, me higienizo rápido y sin dificultades, veo mis órganos genitales sin necesidad de un espejo, me pongo la ropa que deseo, no me tira la camisa, ni los pantalones, tengo parvas de ropa que ya no puedo usar, ni siquiera achicar, puedo usar cualquier baño público, no ronco, duermo plácidamente, si veo una camisa que me gusta, se que encontraré mi talle, entro a cualquier vehículo, el bidet se convirtió en un adminiculo de higiene y no un artefacto indispensable e irremplazable, puedo tocarme cualquier parte de mi cuerpo sin esfuerzo, sin dolor.
La obesidad, esta patología que está enfermando al mundo entero desde hace 30 años, esta pandemia no infecciosa, la segunda causa de muerte evitable en el mundo, se encuentra hoy con un enemigo eficaz, el by pass gástrico, esta herramienta poderosa, vigorosa, que nos protege y nos ayuda a vencerla ha llegado para quedarse, por eso debemos seguir luchando para que esta práctica esté al alcance de todos, que no sigan poniendo excusas y obstáculos para no realizarla, las prepagas y las obras sociales deben dejar de dificultar la realización de esta operación, soy la viva respuesta a los que preguntan si sirve o no sirve, si se baja o no, si uno pierde vitalidad o musculatura o se vive peor. Nada de eso, nada, es la SOLUCIÓN a la Obesidad Mórbida, desde mi humilde pero empírica opinión. Buena Vida para Todos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

comentar no engorda