Se produjo un error en este gadget.

jueves, abril 3

EL DORMIR Y LA OBESIDAD


Dormir demasiado o poco aumenta el riesgo de obesidad

Los resultados enfatizan la necesidad de añadir la duración del sueño a la lista de factores ambientales que son prevalentes en nuestra sociedad y que contribuyen a ganar peso y a la obesidad

Madrid (3/04/2008).- Un sueño de larga o corta duración predice un mayor riesgo de obesidad, según un estudio de la Universidad Laval en Québec (Canadá) que se publica en la revista SLEEP.

El estudio se ha centrado en 276 adultos de entre 21 y 64 años de edad en los que se registró las medidas de su constitución física y la duración de su sueño. Los investigadores compararon los cambios en los índices de grasa entre tres grupos de participantes con un sueño corto (entre cinco y seis horas), medio (entre siete y ocho horas) y largo (entre nueve y diez horas).

Los resultados mostraron que a lo largo de seis años quienes dormían durante menos y más tiempo ganaron 1,98 kilogramos y 1,58 kilogramos más respectivamente que aquellas personas con un sueño de duración media. Las personas con periodos de sueño más reducidos y de más duración eran un 35 y un 25 por ciento más propensas a ganar cinco kilogramos, respectivamente, en comparación con quienes dormían entre siete y ocho horas.

Los investigadores señalan que el riesgo de desarrollar obesidad subía un 27 por ciento en quienes dormían más y un 21 por ciento en los que dormían menos en comparación con aquellas personas con una duración media en su sueño.

Según explica Jean-Philippe Chapul, autor del estudio, "nuestro estudio proporciona evidencias de que tanto los periodos de sueño largos y cortos predicen un mayor riesgo de ganancia de peso y grasa corporal en los adultos.

Chaput indica que ya que la prevención de la obesidad es importante, incluir el asesoramiento sobre higiene del sueño además de fomentar el seguimiento de una dieta sana y la actividad física podría ayudar a controlar la epidemia de obesidad.

Fuente Azprensa.com

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

comentar no engorda