Se produjo un error en este gadget.

martes, noviembre 23

Ocho de cada diez niños obesos serán adultos con sobrepeso y una menor esperanza de vida

Los niños obesos de hoy tienen todas las papeletas para ser los adultos con sobrepeso del mañana. Entre el 60% y el 80% de los menores murcianos que tienen un índice de masa corporal por encima del saludable serán hombres y mujeres con sobrepeso, y tendrán mayor riesgo de padecer todas las enfermedades asociadas a la obesidad: hipertensión, diabetes, colesterol..., lo que a la postre rebajará su esperanza de vida. Es una de las conclusiones del estudio elaborado por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de la Región, que ha realizado casi un millar de encuestas entre niños (de 2 a 14 años) y jóvenes (de entre 14 y 24 años) de la Región, y que arroja resultados preocupantes. Para empezar, uno de cada tres niños murcianos padece problemas de obesidad o sobrepeso. La tasa está en la media nacional, pero no hay que perder de vista que España tienen el mayor índice de obesidad infantil de Europa.
«Es la epidemia del siglo XXI», alertó ayer el doctor José Abellán, quien participó en la presentación del análisis e insistió en que el problema no debe minimizarse. «Es un error no tomarse la cuestión en serio, y pensar que no pasa nada por estar 'gordito'», advierte.
Del 32% de niños murcianos con problemas de peso, un 10,3% son obesos y un 21,9% presentan sobrepeso (menos grave). El mapa de la obesidad no es homogéneo en la Región. La prevalencia del sobrepeso mantiene diferentes patrones dependiendo del área de salud analizada, y tiene una mayor incidencia en las comarcas de Cartagena y del Noroeste, donde más del 40% de los niños encuestados son obesos. Resulta llamativo el elevado porcentaje de niños obesos en las áreas rurales, que alcanza prácticamente el 15%. En esas comarcas murcianas, apenas el 60,8% de los niños tiene un índice de masa corporal normal, en contraste con casi el 70% que se alcanza en áreas urbanas o semiurbanas. En el zona de salud de Murcia, por ejemplo, 'sólo' uno de cada cuatro niños pesa más de lo recomendable. Las vocales de Farmacia del Colegio Oficial de Farmacéuticos de la Región, Juana María Morales; y de Alimentación, María Pilar Zaragoza, que presentaron el estudio epidemiológico, achacan las diferencias entre las zonas rurales y urbanas a la mayor información y concienciación de los usuarios en las ciudades.
Las familias con niños obesos aseguran que en sus hogares se registra un mayor consumo de carnes y embutidos y menor de pescados. Además, el 14,3% de los niños con sobrepeso nunca toma verdura cocidas, y menos aún fresca (21,4%).
La organización de las comidas en el hogar parece tener consecuencias sobre las tasas de sobrepeso: los menores obesos son los que dedican menos tiempo a las cuatro comidas principales del día. Por ejemplo, el 41,7% de estos niños dedica menos de cinco minutos al desayuno, frente al 29,3% de los niños con un peso normal.
Los menores murcianos desayunan mayoritariamente en casa y toman lácteos (96,8%), cereales (57,3%) o galletas (44,1%). Las autoridades sanitarias no se cansan de insistir en las nefastas consecuencias que el consumo de bollería industrial tiene sobre la salud de los niños, y parece que el estudio realizado por el Colegio de Farmacéuticos les da la razón: mientras 26% de los niños con sobrepeso incluye bollería en el desayuno, sólo un 11% de los niños con 'normopeso' lo hacen.
Las cifras no mejoran entre los adolescentes y jóvenes murcianos de entre 14 y 24 años, que presentan una tasa de sobrepeso y obesidad del 30,2%. La incidencia es también mayor entre los chicos (38,9%) que entre las mujeres (21,9%). Los obsesos de esta franja de edad reconocen no tener hábitos demasiado saludables respecto a su alimentación: sólo el 4,8% de los obesos dice consumir siempre verduras frente al 15,4% de los jóvenes con peso normal. Además el 57,1% de los obesos declara que siempre o muchas veces consume comida basura, frente al 18,7% del grupo de individuos con peso normal; el 9,5% de los jóvenes con sobrepeso consume siempre alimentos congelados, mientras los jóvenes con un peso normal los comen sólo en un 0,4%. A estas edades aparecen además desórdenes alimentarios que preocupan a los expertos: el 29,1% de los jóvenes con sobrepeso y el 38,8% de los obesos, frente al 15,4% de jóvenes con peso normal, suprimen voluntariamente alguna comida, han realizado una dieta hipocalórica, han tomado medicamentos para adelgazar, suelen subir o bajar de peso habitualmente, pican entre horas o tiene ansiedad ante la comida.
FUENTE: LAVERDAD.ES

2 comentarios:

  1. Anónimo7/1/13 12:15

    yo soy obesa

    ResponderEliminar
  2. sí mido 1,54, ¿cuál sería mi peso ideal? alguien responda porfaa

    ResponderEliminar

comentar no engorda