Se produjo un error en este gadget.

jueves, enero 31

CONDUCTAS

Para el obeso en estado de rehabilitación cambiar las conductas es fundamental. Una de esas conductas, de las más importantes a mi entender, es como nos conducimos en la mesa. Solemos consumir gran parte de las calorías antes de que comamos la comida principal y después de ella.

Cuando nos sentamos empezamos con el pan, “picoteamos” lo que haya en el tiempo que tarde en llegar la comida y luego de ella, antes de que llegue el postre, seguimos “picando”, evitar esto es importantísimo para nuestra recuperación pues, no evitarlo, nos condena al fracaso. Una táctica interesante es no sentarse a la mesa antes que este servido el plato principal y para no tener un ataque de hambre, tomar una sopa Light o un caramelo ácido, un yogurt o un par de tostadas con queso magro 30 minutos antes de la colación, etc. Bajar nuestros niveles de ansiedad al mínimo posible es esencial para no abalanzarnos sobre la comida. Debemos entender que someternos a la tortura de estar frente a una panera o un entremés no es positivo y siempre saldremos perdidosos más temprano que tarde, además de angustiados. Así que a no distraerse, a la mesa solo el tiempo necesario indispensable y el resto de nuestra actividad lejos de ella hasta que seamos capaces de controlarnos o ya no le demos tanta importancia como le damos ahora. Un beso Grande y Buena Vida Para Todos










lunes, enero 28

¿QUIEREN UN CHAT?

Desde hace unos días estoy observando que hay necesidad de comunicarse entre los amigos que visitan este espacio, quiero dejarles una pregunta que me gustaría que me contestaran todos aquellos que entran. ¿les interesaría un Chat aquí en la página? Espero respuestas en la encuesta no me fallen, me interesa muchísimo su opinión. BUEN VIDA








sábado, enero 26

AMOR PROPIO


"De nuevo estoy de vuelta, después de larga ausencia, igual que la calandria que azota el vendaval...”
Me da mucho gusto poder encontrarme con todos Ustedes nuevamente, por mi parte estoy preparándome para la operación de lipoaspiración

y cirugía plástica que tendré, siempre Dios mediante, para el mes de abril. Pero lo que me motivó a escribirles fue el pedido de ayuda de Pelu, reciente internauta que visito este espacio, ella nos dice: “Encontré su pagina hoy, yo estoy pasando un mal momento la historia es larga y el resumen es que en este momento me encuentro con una terrible depresión .Siento que me hundo en esta pena”.
La obesidad, en si misma, deprime, si además le agregamos alguno otro motivo negativo de nuestra vida sumamos a esa depresión más depresión y así nos internamos en un circulo vicioso que nos hace sentir, como dice Pelu, que nos “hundimos” inexorablemente. Como sabemos y decimos permanentemente aquí, no hay soluciones mágicas, mucho menos “consejos” reveladores ni curativos, lo que si debemos saber, estar convencidos, entender que cualquiera sea nuestra preocupación o situación que estemos recorriendo si la “elaboramos” si la exteriorizamos con profesionales que nos ayuden a surcar ese mal momento, tendrá solución, No debemos encerrarnos en estos “círculos”, los obesos, en algún punto, somos nuestros propios enemigos y debemos defendernos de nosotros mismos. Detenernos a pensar como resolver el problema y, reconocer, que tenemos uno, ya es un inicio de solución, reconocer que tenemos un problema es el principio para resolverlo. Así que amigos míos, caminen, vean la vida con amor, ámense profundamente que Ustedes son la persona más importante de sus vidas, el primer amor es el amor propio, un beso a todos y BUENA VIDA.