Se produjo un error en este gadget.

miércoles, octubre 31

LA OBESIDAD Y LA PSIQUIS


Como saben siempre, pero siempre, siempre recomiendo, sin dudarlo ni un instante, la necesidad imperiosa de hacer terapia psicológica para poder tener alguna posibilidad de curarse de la

enfermedad que es la obesidad. Es impensado, para mi, una baja de peso sostenida y mantenida a través del tiempo sin psicoanálisis y creo, a rajatablas, que sino nos sometemos a una evaluación psicológica seria y con profesionales especialistas en obesidad y/o adicciones es muy, pero muy difícil vencer definitivamente a la obesidad. Esto que digo desde hace ya un año quedó comprobado en un estudio que transcribo para que Ustedes saquen sus propias conclusiones, un beso a todos y BUENA VIDA

Muchos candidatos a cirugía obesidad no superan test psíquico

30 de octubre de 2007
Por Amy Norton


NUEVA YORK (Reuters Health) - Las evaluaciones psiquiátricas prequirúrgicas pueden identificar adecuadamente a los pacientes que aún no están preparados para someterse a una cirugía contra la obesidad, afirmó un nuevo estudio.

Investigadores del Hospital de Rhode Island y la Brown University en Providence hallaron que de entre 500 candidatos para la denominada cirugía bariátrica en ese centro de salud, casi un quinto de ellos no aprobó el examen psiquiátrico inicial.

Esa decisión, afirmaron los expertos, se tomó con un alto grado de confiabilidad, lo que significa que distintos psiquiatras que analizaron la misma información llegaron a la misma conclusión.

Los resultados fueron publicados en Journal of Clinical Psychiatry.

La cirugía bariátrica, o para bajar de peso, puede ser una opción para las personas con obesidad mórbida y que no pueden adelgazar con dieta y ejercicio.

La cirugía para bajar de peso se puede realizar de distintas formas, pero la más frecuente es el cambio estructural del aparato digestivo para reducir la cantidad de comida que puede ingerir una persona.

En el bypass gástrico, por ejemplo, se crea un bolsillo pequeño en el estómago y se conecta una porción del intestino delgado con el bolsillo de modo que los alimentos no pasen por el resto del estómago y una porción del intestino delgado.

Los candidatos a la cirugía deben comprometerse de por vida a cambiar ciertos hábitos, como alterar drásticamente la alimentación y cumplir con los controles médicos. En cuanto a estos últimos, muchos pacientes pasan por un control psiquiátrico antes de aceptarlos para la cirugía.

"El objetivo no es privarlos de la intervención. El objetivo es identificar todo aquello que podría impedir el éxito o la seguridad de la cirugía", dijo el doctor Mark Zimmerman, autor principal del estudio.

En el estudio, dijo el autor a Reuters Health, uno de los motivos más frecuentes por los que no se aceptaban a los pacientes era "la angustia oral". En esos casos, las personas usan la comida para contrarrestar el estrés y las emociones negativas.

El problema, explicó Zimmerman, es que después de la cirugía, cuando las personas tienen límites en cuándo y cuánto comer, necesitarán encontrar otras formas de superar esas emociones.

Entre otros motivos frecuentes por los que los pacientes no aprobaban la evaluación psíquica estaban los atracones compulsivos y la depresión descontrolada que, como la angustia oral, impiden que los pacientes superen los desafíos posquirúrgicos.

No aprobar este examen inicial no significa que se les cierra el camino a los candidatos. "No es una luz roja, sino una luz amarilla", aseguró Zimmerman.

Casi todos los participantes del estudio que no aprobaron el examen psiquiátrico fueron derivados a terapia para superar el problema.

En el caso de la angustia oral, por ejemplo, es importante que las personas aprendan "estrategias alternativas para superarla" antes de la cirugía.

En el próximo estudio, el equipo analizará cuántos de esos pacientes aprovecharon la derivación terapéutica y aprobaron luego el examen psiquiátrico prequirúrgico.

FUENTE: Journal of Clinical Psychiatry, octubre del 2007











1 comentario:

  1. Anónimo1/4/08 13:48

    Estoy tremendamente de acuerdo!!!
    En mi caso, hice terapia durante seis meses por un trastorno de ansiedad y angustia (premenop�usico). En ese tiempo pude comprender en cu�ntos aspectos de mi vida me hallaba postergada, producto de mi baja autoestima. Poder entonces "acomodar mi cabecita", hizo que surgiera tambi�n la idea de comenzar a sentirme m�s a gusto con mi cuerpo.(70kg, contextura peque�a, 1.60 de estatura).
    Consult� a una nutricionista y logr� bajar 15 kg con una dieta racional y muy saludable. Tambi�n me inici� en la actividad f�sica diaria, dejando atr�s un sedentarismo extremo.
    Considero que sin la terapia hubiese sido imposible arribar a tan buen puerto.
    No solo me siento muy a gusto con el resultado est�tico, sino que mi estado de salud en general ha mejorado notablemente.
    Somos una totalidad que necesita que todos sus componentes se desarrollen plenamente, en cuerpo y psiquis.
    Dar�o: como leer�s, vuelvo por aqu�. De a poco voy leyendo este blog tan provechoso. No s� si por alg�n lado dice si alguna vez se re�nen por Rosario. Yo soy del centro oeste santafesino, pero me acerco bastante por all� y podr�a coincidir.
    Un abrazo
    Mar�a Alejandra
    SASTRE (Santa Fe)

    ResponderEliminar

comentar no engorda