Se produjo un error en este gadget.

domingo, noviembre 18

yo me saboteo, tu te saboteas, el nos sabotea


SEMANA OLVIDABLE!!!! Fue esta que pasó, digo olvidable pero la verdad que no debo olvidarla y una forma de lograr esto es escribir sobre ella, relatar que me pasó y compartir con Ustedes esta vivencia

, estos hechos, que, estoy seguro, son comunes a casi todos.
Estoy hace unos días poniendo en marcha un emprendimiento gastronómico, un comedor criollo temático, una restaurante donde después de comer se “guitarrea” y canta folklore argentino y sudamericano del bueno, como saben, tengo una radio FM que pasa 24 horas de esa música y entre ambas empresa hay una sinergia muy importante.
Todos somos vulnerables a la ansiedad y nosotros los obesos mucho más, nuestro perfil de adictos nos pone en una posición de desvalía cuando nos enfrentamos a estados profundos de ansiedad como por ejemplo este que pasé yo esta semana, probando el pan, un chorizo, una costilla de cerdo, unas empanadas, ¿esta crema o este dulce?, ¿Qué tal ese vinito? ¿y este otro? Y así sucesivamente por las calorías de las calorías, Amén.
“ansiedad de tenerte en mis brazos….susurrando palabras de amor…” me decía una chuleta de cerdo desde la parrilla y yo, el seducido, me resistía como podía, pero a veces no podía y caía en la trampa. Los demás, siempre hacen de soporte, ¡¡¡dale come un pedacito, ya bajaste 50 kilos, ¿que te va a hacer?!!! o ¿estás comiendo pan? Cuidado!!!
Si cuidado que puedo tener un ataque de locura y clavarte un salame en el cuello.
Se imaginan el resto, bueno, la cuestión es que hice, el resultado fue un kilo y medio recuperado, unos cuantos vinos y manjares disfrutados y un “refuerzo” de terapia con mi psicóloga telefónicamente y, desde mañana, personalmente. Y bueno me sabotearon, me saboteé, la ansiedad me pudo y todo sigue mañana que será otro día. Todos somos vulnerables y debemos cuidarnos, no andar distraídos, ni creer que está todo superado, hace tres días que estoy deprimido pero gracias a mi terapeuta tengo herramientas para superar estos estados que tanto daño nos hacen. No se dejen caer, los necesito.
Un beso a Todos y Buena Vida











3 comentarios:

  1. Comprendo lo que dices tanto!!

    Pensé que con el proyecto laboral se me acabarían las excusas para picar o "chuchear" como decimos acá, y todo lo contrario. Siempre alguien por querer tener un lindo gesto conmigo me regala un dulce y como digo que no sin quedarle mal a esas personas?

    Es un saboteo sinvergüenza -de mi parte- porque maneras de decir no sin pasar como grosera las hay, pero Dios bendito esta adicción nuestra, nos pone hasta flojos y nos duerme la conciencia.

    Un besito mi Darío.

    ResponderEliminar
  2. que buen posteo el de hoy... no me siento tan sola en esto de resistir al deseo , a la ansiedad por un hecho nuevo o esperado... como me veo reflejada... y fuerza dario no estas solo .. estamos aca para apoyarte... un tropezon no es caida...solo por hoy
    e.w.

    ResponderEliminar
  3. Es muy difícil ser adicto a los alimentos. El adicto a las drogas, las deja y ya está. En el caso nuestro, debemos convivir con el uso de lo que nos trae algunos problemas. En mi caso, leyendo artículos sobre la obesidad, estoy aceptando finalmente mi condición de obeso. Espero que este tipo de comunicación se acentúe, y saber más de Ustedes para poder recibir apoyo, consejo, en fin, ayuda. Saludos! Ricardo: ricardovera1@hotmail.com

    ResponderEliminar

comentar no engorda