Se produjo un error en este gadget.

martes, marzo 25

NO SOMOS CESTOS DE RESIDUOS


Como existe el “joven manos de tijeras” también existe el “gordo tacho de basura”, Si señores, propios y extraños en una reunión gastronómica no dudarán, en algún

momento, “ofrecernos” algo que les haya sobrado en el plato. Por ejemplo: “¿…no te comes este pedacito?, ni lo toque, te juro..” ó refiriéndose al plato de ravioles “… ay! ya no doy más terminalo vos…” ó “ me da pena tirarlo… te lo dejo acá por si tienes más hambre…” Nos convierten en el sumidero de la mesa, suponen (mal) que, por nuestra condición de gordos, siempre tenemos un espacio más para lo que ellos no quieren comer o para lo que sobra.
Aprender a decir NO debe ser una de las tareas más difíciles para el obeso, entender la importancia de OPTAR, de tomar una decisión, de poder elegir. Tener el PODER sobre nosotros y nuestros actos es, sin duda, una de las tareas más arduas para nosotros los “gordos”.
Así que les propongo que si no podemos decir NO ensayemos otras variantes, otras respuestas a esas intenciones de utilizarnos como el cesto de las sobras, “ mejor guárdalo en la cartera por si tienes apetito más tarde..” ó “…te quedaría lindo de sombrero..” Más allá de la cuota de humor que intento ponerle, esta actitud de nuestro entorno atenta y mucho contra nuestro proceso de adelgazamiento, debemos hablar con los más cercanos, con los que compartimos más tiempo y pedirles que no lo hagan, que no nos ofrezcan sus sobras, que nosotros tenemos una cantidad preestablecida que comer, que estamos enfermos y que deseamos curarnos y que esas actitudes nos dañan y boicotean nuestro progreso.
Así las cosas los quiero a todos y muy buena vida.











1 comentario:

  1. Es verdad, debemos pedir ayuda, te cuento algo así muy familiar, en casa tiene la costumbre de traerme cosas mis hijos y mi marido, bombones, caramelos, etc... bueno los junte en casa para semana santa y les dije: sin que se enojen, que les agradezco que siempre me mimen, pero que necesito ayuda, y de ellos depende tambien, quisiera que no me traigan ni helados ni bombones ni caramelos, que solo yo se cuando me puedo dar ese permitido. lo aceptaron, pero para mi es importante tb que ellos colaboren, la voluntad nuestra depende de todo
    besos Dario.

    ResponderEliminar

comentar no engorda