Se produjo un error en este gadget.

lunes, junio 25

Gracias por dárme un motivo, aunque ya tengo.

Gracias a todos lo que me escriben, les agradezco la atención y todos los conceptos vertidos. Eso me alienta cada día más a seguir con este blog y en mi lucha contra este terrible mal que aqueja a mucho de nosotros. Les suplico que me dejen sus direcciones de correo, quisiera contestarles personalmente y conocerlos. Quiero agradecer al Diario La Capital de mi querida Rosario que publicó mi carta he hizo que muchos entraran por primera vez al blog, entre ellos están dos damas, madre e hija, que dejaron un comentario en uno de mis post en forma anónima y firmaron el post “las chicas”, me dicen que ya llevan bajado 5 kilos (¿entre las dos o cada una?) y que la página las ayudó. Lo que “las chicas” no saben es cuanto me han ayudado ellas a mi. Más de una vez he dicho que el desafío es diario, todos los días quiero dejar el programa que me he propuesto y todos los días pienso en todo lo que he logrado y sigo adelante. Hoy fueron estas preciosas “las chicas” las que me dieron la fuerza, ayer fueron mis hijos y mañana serán otros u otra cosa, pero cada jornada busco una motivación, un estimulo, un “por que” y siempre encuentro uno que me llena de poder para seguir el camino a la sanidad.

Quizás se pregunten si temo algún día no encontrar ese “algo” que me permita seguir y les respondo, con total seguridad, que no. ¿Saben por que? Por que me he propuesto cambiar mi forma de vivir y, sobre todo, de comer, por que me he propuesto ser mejor, sin importar que ha pasado antes, sin imponerme “castigos” sino “premios”, me premio todos los días con una comida saludable, con una caminata reparadora, con un pensamiento positivo y superador. El cambio se produce desde uno mismo, pero no por “generación espontánea”, se produce por que me lo propongo y hago el esfuerzo necesario para que se produzca. No se “es” feliz por casualidad o mandato divino, debe uno proponerse ser feliz, por que es muy fácil buscar “atajos”, pretextos, excusas para no hacer lo que uno debe hacer y también es fácil enojarse con la vida, el prójimo y el mundo por nuestra situación, es cierto que mucho de lo que les pasa a los obesos proviene de su “exterior” y eso debe resolverse desde el Estado hasta los medios de comunicación, pasando por la educación y los “vecinos”, pero, también, hay un montón de motivos internos que resolver para que nuestra vida se encarrile y sea mejor. Por eso propónganse ser felices y mejores todos los días, plantéense una forma distinta y saludable de alimentarse, formúlense la pregunta todos los días ¿quiero estar mejor? y respóndanla con hechos no palabras, crean en Uds. mismos y sincérense, rompan con el pasado que los dañó y guarden los recuerdos que les hicieron bien, pero vivan hoy y planifiquen el mañana. El primer amor es el amor propio, el que no es capaz de amarse es incapaz de dar amor a nadie. Como dijera el “Nano”: hoy puede ser un gran día / plantéatelo así / aprovecharlo, o que pase de largo / depende en parte de ti…..

Un abrazo a todos y Buena Vida.

1 comentario:

  1. Estamos en la misma lucha y librando la misma guerra contra el mismo enemigo. Vos la empezaste hace poco tiempo. Yo hace mucho tiempo que vengo librando batalla tras batalla con resultados diversos pero adversos la mayoria. A veces bajo los brazos y me resigno a perder la guerra. Pero siempre aparece una llamita que me invita a seguir. A no rendirme. Especialmente porque otros me señalan en camino. Esta vez fuiste vos. Un nuevo esfuerzo? Un nuevo esfuerzo. El ultimo? No lo se. Es un nuevo esfuerzo por ganar esta guerra. Que nos sea leve. Estare cerca siguiendote en tus logros y acompañandote, si se te presentan alguna vez, en tus fracasos.
    Muchas suerte.

    ResponderEliminar

comentar no engorda