Se produjo un error en este gadget.

lunes, mayo 28

Que la balanza no te decapite...


La balanza es una herramienta importante cuando comienza a bajar de peso, algunos recomiendan "medirse" el contorno y no pesarse, otros directamente aconsejan no molestarse en nada más que la dieta y controlarse cada mes o mes y medio, así superan las mesetas y siempre el cambio será más o menos importante y no desmoralizador.
Todo sirve si lo usamos con responsabilidad, lo importante, valga la redundancia, es seguir adelante con lo proyectado, si nos pesamos o no, poco interesa.
Un buen comienzo sería que pensemos, meditemos un segundo como somos, ¿somos positivos o nos desmoralizamos con facilidad?. No perdamos la constancia, más allá de lo que diga la balanza si estamos haciendo las cosas bien, estamos haciendo las cosas bien! y más temprano que tarde esa constancia nos llevará, indefectiblemente, a la meta soñada. No lo duden, no vacilen, no decaigan.
Si nuestro "plan" es seguido al pie de la letra, nada evitará que perdamos los kilos que debemos perder, muchas veces cuestiones de nuestro organismo hace que algunos cambios sean más lentos en determinados lapsos de nuestro tratamiento, así que no hay que darle mucha importancia si bajamos mucho una semana, ni mucha trascendencia si perdemos poco o nada otra semana. Así es la cosa, el organismo nos juega algunas malas pasadas, si lo comprendemos y lo evaluamos con "sentido común" nada nos abatirá y llegaremos a la meta.
Así las cosas amigos y amigas pesémonos pero que el resultado de esa medición no "pese" en nuestro ánimo, no olvidemos que nuestro objetivo es a largo plazo y que si estamos en el buen camino estamos "condenados" al éxito.

Buena vida!!!!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

comentar no engorda