Se produjo un error en este gadget.

miércoles, agosto 15

Con amigos así, no necesitas enemigos...


“Ayer fui a casa de Fernando, ¡como comí! Un desastre, es que Fernando cocina como los Dioses, además es tan buen anfitrión, que no le podes decir que no… ¿viste?”.
Muchas veces decimos cosas así, “tercerizamos” la responsabilidad, los obesos somos “especialistas” en eso, “cultores” del “echarle la culpa al otro”, pero bueno, dicen que reconocer el problema es tener media solución en la mano.


Aunque es cierto que pasamos los “pecados” a los “otros” algunas veces, solo algunas veces tenemos cierta razón, es que hay algunos amigos o parientes o relativos o lo que sean, que nos ponen en aprietos, nos “joden” tanto que terminamos excediéndonos y lamentándolo después. Hay una influencia que no podemos controlar y cedemos nueve de cada diez veces. De esa gente, mejor alejarse, sé que en algunos casos es duro lo que digo, pero si la diferencia es vivir o morir, la decisión no puede hacerse esperar. Quiero ser claro, si no podemos controlarnos y el o la susodicha sigue llevándonos por “mal camino” hay que “esquivarlo”, evitarlo, dejarlo de ver, por lo menos hasta que hayamos cambiado tanto de hábitos que no nos puedan doblegar, es que el camino al infierno está pavimentado de buenas intenciones y estos “amigos” nos están frenando o, en el peor de los casos, sacando del camino correcto de la Salud, con sus “mimos” y lisonjas de buenos anfitriones. Así que a no “endosar” responsabilidades y a reconocer a los seres negativos para nuestro proceso de salud. Un beso a todos y Buena Vida.

1 comentario:

  1. es cierto y ni te cuento cuando terminas un cumple!!!todo lo que sobra me lo como yo dios mio.. cuando tendre fuerzas para empezar?
    fuerza a vos..
    e.w.

    ResponderEliminar

comentar no engorda